Avenida Bolivar #173Edificio Elias 1, Suite 1F

(809) 685-6584(305) 974-6616

%PM, %11 %635 %2019
Respuesta:

Las nuevas medidas Administrativas que aplica el Gobierno de Estados Unidos en materia migratoria y que entraron en vigencia el primero de octubre implican la eliminación de dos tipos de visados, según explica el experto Roque Leonel Rodríguez.

Estos son en la categoría de trabajadores religiosos R-1 y en la categoría EB-5 de inversión en un centro regional o en un proyecto de negocio en la que el inversionista no trabaja.

En el caso de los trabajadores religiosos, que son aquellos que trabajan para una iglesia, sea protestante o católica y que se iban a Estados Unidos con su visa de no inmigrante religiosa y se quedaban allá hasta que hacían su residencia, pues se acaba de cancelar ese tipo de visado.

“Ya eso no se va a permitir, de hecho, la visa fue eliminada totalmente por la administración Donald Trump y solamente los sacerdotes, monjas y ministros protestantes ordenados en sus iglesias son los únicos que van a poder hacer la residencia en Estados Unidos, ya que otros abusaban de ese privilegio creando sus propios ministerios para poder conseguir la visa y llegar a Estados Unidos y hacer la residencia con el patrocinio de una iglesia allá”, dijo Rodríguez.

Resaltó que la eliminación de este visado perjudicará a quienes realmente la usaban correctamente para el trabajo religioso, sean empelados administrativos, grupos de coro, los evangelistas, cantentes y otros.

En cuanto a la visa de EB5, detalló ésta ese divide en dos partes. Una se refiere a las personas hacen una inversión en un proyecto de desarrollo en el que no van trabajar, sino que aporta su capital a ese plan o la visa de inversión en la cual aporta su capital y trabaja.

“Entonces, el Gobierno del presidente Donald Trump solo permitió que continuara vigente la visa EB5 para las personas que invierten en su propio negocio y eliminó la categoría donde la persona invierte en un proyecto de negocio, pero no trabaja en él”, puntualizó el experto.

%PM, %11 %634 %2019
Respuesta:

Los dominicanos están entre los más deportados desde Estados Unidos. De estos se estima que el 70 por ciento incurrió en delitos criminales, tipificado así el narcotráfico, homicidios, abuso sexual y otros.

Según estadísticas, de 2005 a 2014 fueron deportados 29, mil 588 criollos, de los que 70 % fue por delitos criminales, y reportes periodísticos locales dan cuenta que de 2015 a 2017, unos diez mil 300 dominicanos han llegado al país, tras cumplir condenas en territorio norteamericano.

De acuerdo con las explicaciones del experto Roque Leonel Rodríguez, República Dominicana es después de Las Bahamas y Guyana el cuarto país con más deportaciones desde Estados Unidos por razones criminales, por encima de México. Aunque este último tiene más repatriaciones por asuntos migratorios.

Bahamas tiene un porcentaje de un 79 % por razones criminales, Jamaica 78 %, Guyana tiene un 71 % y en cuarto lugar República Dominicana con un 70 %, por esa causa.

De estos dominicanos, ¿quiénes pudieran aplicar para un perdón migratorio?

Rodríguez explicó que la política Estados Unidos de América es que las personas se regeneran y cambian de conducta y como un 30 % de los criollos ha sido deportado por razones no criminales, si tienen más de diez años en el país son elegibles para solicitar un perdón de visa de no inmigrantes o paseo y /o de residencia.

Entre los delitos considerados no criminales están la presencia ilegal; estadía, que es cuando persona se pasan de tiempo en Estados Unidos o usa la visa de paseo para trabajar; presentación de documentos falsos y matrimonios con fines migratorios.

“Si cumplen con los requisitos para calificar para una visa de manera normal, el cónsul le puede asistir en procesarle un perdón por la inadmisibilidad, es decir, la imposibilidad de poder ingresar a Estados Unidos de América por el delito cometido.

Visa de no inmigrante

Cuando el deportado va a solicitar una visa de no inmigrante, según Roque Leonel Rodríguez, el perdón se solicita el día de la entrevista, de manera oral y escrita ante el cónsul y si la persona califica, este le tramita el permiso de entrada ante la Oficina de Aduanas y Frontera de Estados Unidos que es que impone el impedimento de entrada.

Agrega que para el solicitante obtener la respuesta, debe esperar entre seis meses a un año, y cuando llega es el consulado que lo llama para que lleve su pasaporte y se le otorga el permiso de entrada por cinco años. Cuando esta visa se venza el ciudadano debe hacer el mismo procedimiento si desea renovarla.

La persona solo tiene que pagar 160 dólares que es el costo de la visa.

Rodríguez dijo que muchos contratan los servicios de un abogado a quien hay que pagarle sus honorarios.

¿Quiénes no reciben perdón migratorio o permiso de entrada?

En el caso de quienes han cometido delitos criminales, como asesinato, tráfico de droga, lavado de activo, tráfico de personas y violación sexual entre otros, no califican para ningún tipo de perdón ni visa de paseo.

El especialista explica que la política actual del gobierno del presidente Donald Trump es de mano dura contra los extranjeras que cometan delitos en EE.UU. y el porcentaje de personas que pudieran aprobarle un perdón sería mucho menor que aquellos que fueron deportados por razones no criminales.

“Estos se manejan caso por caso, como le llaman ‘case by case’, ya que ellos no tienen interés en que personas que han cometido crimines o delitos graves regresen a Estados Unidas bajo ninguna forma. En la mayoría de los casos es más factible cuando una persona es pedida por un pariente en residencia, ahí si es más fácil obtener el perdón o ‘waiver’”, concluye.